Versión para impresora

Current Size: 100%

Casas Daura

Casas DauraSaliendo de la callejuela de la Fourdonne, no lejos del Tornero en Madera en el pueblo de Saint Cirq Lapopie, un bello edificio del siglo XIII declarado monumento histórico alberga un lugar de vida e investigación para los artistas del mundo entero. Las Casas Daura (Maisons Daura) acogen a visitantes y artistas contemporáneos en un lugar de intercambio excepcional, donde la reflexión y el ambiente distendido son de rigor.

Las Casas Daura, Residencias Internacionales de Artistas, fueron primero un hospicio, durante el siglo XIII. Adquirido y habitado durante algunos años por el pintor catalán Pierre Daura, este conjunto arquitectural fue donado por la hija del pintor, Martha, a la Región Midi Pyrénées. Hoy es una residencia para artistas del mundo entero, dedicada a la creación contemporánea y administrada por la Casa de las Artes Georges Pompidou de Cajarc.

 

Lugar de memoria del artista Pierre Daura

Pierre Daura, de origen español, estudió en la escuela de Bellas Artes de Barcelona y más tarde hizo carrera en Estados Unidos, sobre todo en Virginia, en donde pintó paisajes. Vivió en la bella mansión de Saint-Cirq de 1930 a 1939 con su mujer Louise Blair y su hija Martha, y allí pasó cada período estival hasta su muerte ocurrida en 1976. El pintor encontró en el pueblecito medieval del Lot, al que estaba particularmente apegado, un remanso de paz y una fuente de inspiración, y trabó amistad con su vecino André Breton, escritor y líder del movimiento surrealista. Con la donación del edificio, Martha Daura quiso que este lugar de memoria permaneciera vinculado al arte como lo fuera en vida del artista.

En 2012, se le dedica una magnífica exposición en el Museo Rignault: Pierre Daura, un catalán norteamericano en Quercy.

 

Una nueva identidad como lugar dedicado a la creación contemporánea

Este conjunto arquitectónico notable ha sido rehabilitado por la Región Midi-Pyrénées en 2005 para albergar un centro de investigación e innovación artística.

Dos selecciones por año, presididas por un jurado, se celebran para determinar qué artistas trabajarán en las residencias de primavera que tienen lugar en el pueblo de Saint-Cirq Lapopie. Las residencias de otoño, por su parte, se sitúan en el Centro de Arte Contemporáneo de Cajarc, pero es posible encontrar a los artistas y ver sus obras durante las Jornadas Europeas del Patrimonio en el pueblo medieval.

Se aceptan todas las disciplinas artísticas y ya han residido cerca de un centenar de artistas de 18 nacionalidades diferentes, con duraciones que oscilan entre 2 y 5 meses, descubriendo el valle del Célé, fuente de inspiración para estos pequeños talleres o grupos de trabajo.

Los artistas, consolidados o prometedores, te proponen un encuentro con sus obras en esta casa que se transforma en centro de intercambio, amistad y reflexión.

Además, se programan seminarios o cursillos de formación para estudiantes, alumnos de instituto o niños, con el fin de sensibilizarles y transmitirles la pasión por la creación contemporánea, ya sea a través de pinturas, fotografías, danzas u otras disciplinas.