Versión para impresoraEnvoyer à un ami

Current Size: 100%

El GR65

Declarado Patrimonio Mundial de la Unesco, el Camino de Santiago de Compostela te hará descubrir el patrimonio secreto del Causse de Limogne. Lánzate a la aventura para vivir un momento de espiritualidad, descubrimientos y encuentros, lejos del ajetreo de los grandes ejes.

Por la Vía Podiensis, entre Figeac y Cahors, podrás elegir entre dos itinerarios muy diferentes pero igual de encantadores. El camino principal, el GR65, te desvelará las riquezas del Causse de Limogne. En cuanto a la variante GR651, más agreste, te fascinará con sus majestuosos acantilados bordeados de ríos, conduciéndote hacia el célebre pueblo de Saint Cirq Lapopie.

 

A partir de Figeac, seguirás la dirección de Cajarc, puerta de entrada al Causse de Limogne. Cada paso te llevará de descubrimiento en descubrimiento. Al borde de los caminos divisarás los muretes de piedra seca, patrimonio ancestral que le da su originalidad y especificidad al GR65. En el recodo de un bosquecillo, no faltarán las "gariottes" (cabañas de piedra seca), entre otras numerosas sorpresas que te depara el recorrido. Los dólmenes, palomares, "lavaderos de mariposas", harán que tu caminata sea original y que olvides la rutina cotidiana.

Si el camino te lleva hasta allí un viernes por la mañana (entre diciembre y marzo) o un domingo por la mañana en el verano, aprovecha para hacer un alto en el pintoresco mercado de trufas de Limogne en Quercy. Sentirás el aroma cautivador de este hongo conocido como "diamante negro", que hace la riqueza de nuestra gastronomía.