Versión para impresora

Current Size: 100%

El GR65, el encanto de la variante del valle del Célé

En la vía Podiensis, entre Figeac y Cahors, se abren dos itinerarios. A la altura de Béduer, siguiendo el GR651 tendrás la posibilidad de dirigirte hacia el célebre pueblo medieval de Saint-Cirq Lapopie.

Esta variante atípica te permitirá avanzar por ríos y acantilados, entre flora y fauna, discurriendo por paisajes fascinantes que harán de tu paseo un momento único.

Sigue la señalización roja y blanca y, al llegar a Cabrerets, haz un alto en la gruta de Pech Merle. Un lugar prehistórico que incluye numerosos dibujos, pinturas auténticas que no puedes perderte. La gruta fue declarada monumento histórico y está considerada como un yacimiento mayor dentro del arte paleolítico europeo.

Si sigues caminando llegarás a Bouziès: allí se encuentra el Camino de sirga. Un magnífico paseo a lo largo del Lot siguiendo las huellas de los marineros.

Al llegar a Saint-Cirq Lapopie, descubre este pueblecito, su iglesia gótica, sus artistas, sus museos, su fortaleza, tras los pasos de André Breton, quien, al verlo, «ya no deseó estar en otro sitio».

Para volver a salir rumbo a Cahors, tienes dos posibilidades, según tus ganas, siguiendo el GR 36-46. Puedes continuar hacia Esclauzels, Concots, Bach, para alcanzar el GR65, o bien retomar el Camino de sirga o la carretera con destino a Bouziès, Saint Géry, Vers, y seguir viaje a lo largo del valle del Lot.