Versión para impresora

Current Size: 100%

Actividades al aire libre

En el corazón de la naturaleza, ven a descubrir todas las actividades vinculadas con el agua, la tierra y el aire. Disfrutarás de sensaciones fuertes o momentos de descanso, según te apetezca, sin dejar de gozar de nuestro excepcional patrimonio natural.

 

Los tres elementos de los valles Lot /Célé.

El agua

descenso de cañones

En verano, apreciarás los lugares para bañarte y relajarte a orillas del Lot o del Célé, en pequeñas playas conocidas o lugares discretos para gozar de una tranquilidad sin igual.

Para los adeptos a la pesca, nuestros ríos son famosos por sus riquezas piscícolas, donde la captura de lucios, luciopercas, percas, carpas o truchas será para algunos un momento de relax, para otros, la ocasión de vivir una emoción intensa.

A bordo de gabarras, barcazas o canoas, déjate llevar por la corriente y descubrirás una naturaleza y un patrimonio resplandeciente que sólo se divisa desde el agua.

Si eres amante de las sensaciones fuertes, el barranquismo sabrá satisfacer tus deseos con el descenso de cañones, la natación en aguas bravas, los saltos y toboganes marcados por explosiones de risa y sudor.

 

La tierra

Espeleologia

Entre el agua y la tierra, si eres adepto a la espeleología o si deseas simplemente descubrir este entretenimiento, entra en las cavidades del Lot: allí verás los ríos subterráneos y recorrerás el mundo mineral.

Pasea y descubre la naturaleza que te rodea gracias a actividades tan variadas como la excursión ecuestre o el cicloturismo con rutas en bici, BTT o BTC, según te apetezca. Para los aficionados al tenis, hay pistas a disposición en diferentes municipios.

Solo, en familia o con amigos, parte a la aventura por las ramas o practicando paint-ball en un ambiente distendido y de buen humor.

 

El aire

Entre cielo y tierra, trepa por las rocas del Lot: serán momentos de sensaciones fuertes para unos, de descubrimiento de la escalada para otros.

Gracias a los vuelos en globo aerostático, el cielo nos regala todo su esplendor y sus magníficas vistas sobre los valles y la naturaleza que nos rodea.

El cielo del territorio del Parque Natural Regional, denominado triángulo negro, es también el más puro de Francia. En él podrás divisar, en los hermosos días de verano, unas estrellas fugaces que te sorprenderán por su belleza.