Versión para impresora

Current Size: 100%

Siguiendo el curso del Lot

Dominado por el pueblo medieval de Saint-Cirq Lapopie, el Lot es navegable entre Luzech y Larnagol a lo largo de 75 km y serpentea a su ritmo recorriendo una distancia total de 485 km, naciendo en el Mont-Lozère para desembocar en el Garonne en Aiguillon. Este río de agua dulce, abierto a la navegación de recreo desde 1990, está separado por varias esclusas acondicionadas en el transcurso del siglo XIX. Sigue el curso del Lot en crucero, a remo o a nado: descubrirás una naturaleza esplendorosa y sorprendente, tras las huellas de nuestros antepasados.

 

La historia del Lot

Vision de la valle

Durante siglos, el Lot tuvo un tráfico fluvial importante, sobre todo de gabarras, barcos de fondo plano de 25 m de eslora que podían transportar hasta 36 toneladas de mercancía. Los "gabarots", barcos más pequeños, alcanzaban, por su parte, 7 metros de eslora.

En 1845, en la roca entre Bouziès y Saint-Cirq Lapopie se crea el camino de sirga para evitar accidentes en ese trayecto que, debido a las corrientes, era demasiado peligroso para los marineros.

El camino de sirga, es decir el acondicionamiento tallado en la roca a nivel del río, permitía a los animales o a los hombres tirar de las gabarras a lo largo del Lot. Las gabarras transportaban mercancías tales como vinos de Cahors y producciones de los torneros en madera con destino a Burdeos.

Este camino les permitía parar en la capilla de los marineros para rezarle a la Virgen, patrona de los marineros. Algunos años después, los transportes marítimos fueron sustituidos por ferrocarriles y más tarde por carreteras.

Barca

 

Siguiendo el curso del Lot

Saliendo de Bouziès, pequeño pueblo situado a 4 km de Saint-Cirq Lapopie, ven a descubrir la naturaleza del Lot. A bordo de barcos de paseo como gabarras, barcos habitables o "gabarots" para tripular por hora o por día, ven a avistar las maravillas de este río.

Saliendo del Castillo de los Ingleses, bordearás el peñasco de Saint-Cirq Lapopie; luego verás el Camino de Sirga que posee un bajorrelieve esculpido en el acantilado. Distinguirás los gigantescos acantilados que dominan el Lot y la vegetación exuberante de este lugar único.

Por el circuito más largo, encontrarás numerosas esclusas manuales que cruzar, las casas trogloditas de La Toulzanie y el Castillo renacentista de Cénevières.

Si te apetece, podrás realizar otras actividades durante tus paseos, como pescar, bañarte y por supuesto ¡hacer un picnic en familia!