Versión para impresoraEnvoyer à un ami

Current Size: 100%

Ecomuseo de Cuzals, Valle del Célé

En el valle del Célé, acude al encuentro de los oficios tradicionales y entra en contacto directo con la naturaleza gracias a diferentes animaciones para grandes y pequeños. Un descubrimiento al aire libre en un entorno privilegiado y protegido, donde se aprenden un montón de cosas riendo y compartiendo.

 

Descubrimientos apasionantes entre risas y culturaArtesania

En el corazón del Valle del Célé, entre Cahors y Figeac, en el pequeño pueblo de Sauliac-sur-Célé, descubre un verdadero remanso de paz al aire libre, de 20 hectáreas, que cuenta con el sello "Musée de France": el Ecomuseo de Cuzals.

Ni bien llegas, un nuevo mundo aparece: el de la vida rural y agrícola de Quercy en el siglo XIX. Te impregnarán sus olores, te asombrarán sus construcciones de época, auténticas e integradas a esta cultura que los lugareños ponen en escena.

El herrero ensambla piezas de metal, el herrador hierra los cascos de los caballos, un tornero crea grifos de toneles de vino, un panadero fabrica pan en un horno a la vieja usanza, pan que podrás degustar para descubrir su sabor ancestral y memorable.

A través de estos oficios se proponen animaciones en las que todos pueden participar para adquirir una técnica tradicional: fabricar cascos, pan, carteles y telas. Pequeños y grandes son invitados a «poner manos a la obra». Los niños estarán encantados ya que los miércoles por la tarde hay talleres temáticos exclusivos para ellos.

Ven a relajarte y déjate seducir por las fincas reconstruidas, con sus cocinas con horno de leña que nos recuerdan nuestra tierna infancia y los sabrosos platos de nuestras abuelas, los diferentes muebles y numerosos objetos que tienen un alma. Podrás tocarlos, manipularlos, comprenderlos, desandando el camino hacia nuestros orígenes rurales.

Olvida el ritmo intenso de la vida cotidiana, ven a vivir esta experiencia en la que descubrirás oficios y objetos que creías desaparecidos. Aquí, todo se pone en práctica para revivir los olores y ambientes de la vida campesina del Quercy en el siglo XIX.