Versión para impresora

Current Size: 100%

Un pueblo medieval declarado monumento histórico

Saint-Cirq Lapopie, pueblo medieval declarado monumento histórico, es uno de los pueblos más bonitos de Francia. Suspendido sobre un acantilado a 100 metros por encima del Lot, Saint-Cirq Lapopie constituye uno de los parajes más importantes del valle del Lot.

 

Cabeza de uno de los tres vizcondados de Quercy, Saint-Cirq Lapopie fue repartido en la Edad Media entre tres dinastías feudales: los Lapopie, los Gourdon y los Cardaillac. Como consecuencia de ello, varios castillos y fortalezas constituían el fuerte de Lapopie y dominaban el pueblo.

Más abajo del fuerte, las callejuelas del pueblo, cerradas con puertas fortificadas, conservaron numerosas casas antiguas cuyas fachadas de piedra o entramado de madera datan, en su mayoría, de los siglos XIII a XVI. Estrechas, se caracterizan por sus tejados de teja plana y fuerte pendiente.

Las calles, donde se abren arcadas de tenderetes, conservan el recuerdo de las actividades artesanales que hicieron la riqueza de Saint-Cirq. Peleteros de la calle de la Pélissaria, caldereros de la calle de la Peyrolerie y sobre todo torneros de madera o "roubinetaïres", en cuyos talleres se fabricaban moldes para botones, escudillas, vasos y grifos de toneles.

 

Al pie del peñasco de Lapopie, molinos, embalses, puertos, esclusas y camino de sirga evocan los períodos de gloria de una actividad barquera que fue floreciente.